Publicado el

¿Por qué tenemos silencios sexuales?

Existen épocas en nuestra vida donde nuestro cuerpo se cierra en banda y guarda silencio a nivel sexual durante una temporada.

Tanto hombres como mujeres pasan por algunos momentos donde los silencios sexuales aparecen y nuestro cuerpo no quiere tener relaciones sexuales con otras personas. Nuestro deseo se ve afectado por estos silencios, pues no nos apetece tener relaciones ni pensamos en ellas.

Motivos por los que aparecen

Existen cantidad de motivos por los que nuestro cuerpo rechaza las relaciones sexuales, entre ellos, el principal es el duelo por perder a una persona que queríamos. No tiene por qué ser porque ha fallecido, también puede ocurrir cuando se ha roto una relación y nos encontramos en un momento bajo anímicamente. En estas situaciones, nuestro deseo se encuentra desaparecido en combate y la plenitud sexual se encuentra en un limbo.

Los silencios sexuales suelen alterarnos, aun sabiendo qué ha pasado y por qué se está produciendo nos encontramos confusos y no entendemos cómo nos puede afectar de esta forma. Asimismo, no es necesario que hayamos perdido a una pareja o una relación sentimental, podemos estar solteros y encontrarnos en esta situación por igual. Solo es necesario vivir una situación impactante para nosotros y que desencadene el silencio sexual.

La  dificultad suele venir cuando la persona sí se encuentra en pareja, pues surgen situaciones incómodas que generan tensión entre la pareja y las peleas, revueltas e incluso sentimiento de culpabilidad por no estar dando todo de ti o causando problemas íntimos sin quererlo en la relación te altera.

La realidad es que tras una situación física como está reside una cuestión emocional, que se debería tratar en una terapia para poder superarla, entender cómo nuestro cuerpo nos está advirtiendo que no estamos bien sentimentalmente y trabajar para poder gestionar esas emociones que estamos reteniendo o no sabemos cómo controlar.

 ¿Cómo gestionarlo con la pareja?

Es probable que a raíz de esta situación la pareja se encuentre resentida, pues el sexo es uno de los pilares de la estabilidad en una relación de pareja. Pero una relación no se limita solo a eso. La inseguridad, el enfado o incluso la sensación de vacío en la pareja estarán patentes, pero no debemos alterarnos. Nuestro cuerpo necesita tiempo y escucharnos a nosotros mismos para que podamos entender qué ocurre y respetarnos o atendernos si lo necesitamos. Lo principal es ser comprensivos con nosotros mismos y hablar con nuestra pareja de cómo estamos para que pueda entender lo que nos está ocurriendo. La comunicación es muy importante en nuestra relación y si logramos explicar que esto es normal, que no tiene nada que ver con esa persona si no que necesitamos nuestro tiempo para gestionarlo nos ahorraremos muchas peleas y hará de la pareja un vínculo más fuerte.

Busca tus respuestas, escúchate y deja que te ayuden para poder reparar aquello que te ha hecho daño y te está provocando tal dolor e inseguridad interior. Recuerda que se trata de ti, no de los demás, y estar nervioso por lo que pensaran, dirán o incluso por si se romperá la relación por esto no es tu principal preocupación. Para eso está la comunicación como te hemos explicado.

https://www.mundopsicologos.com/articulos/por-que-tenemos-silencios-sexuales