Publicado el

Qué es la fibromialgia y cómo es su tratamiento

La fibriomialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético, general por todo el cuerpo, y específico en determinados “puntos gatillo” donde se sufre más intensamente. Está asociado a fatiga y mala tolerancia al esfuerzo físico, así como a sueño de mala calidad. Los síntomas empeoran con el cambio de tiempo, el frío, los cambios hormonales, las emociones desagradables, el estrés y el ejercicio físico y la actividad cuando es mayor a la que se realiza habitualmente.

Es un problema que afecta principalmente a mujeres, especialmente alrededor de los 50 años. Su gravedad varía entre los pacientes, y los síntomas cambian según el momento del día. Se trata de una enfermedad crónica, pero no es degenerativa ni supone una amenaza para la vida. Sin embargo, es incapacitante porque la persona deja de realizar actividades importantes para su vida y su desarrollo físico y psicológico.

La causa es desconocida, pero los últimos estudios apuntan a un problema en la regulación del dolor a nivel cerebral: un defecto en la interpretación del dolor, que hace que el cerebro perciba las sensaciones táctiles y normales como dolorosas. Es decir, se trata de personas más sensibles al dolor.

 Además, se han identificado ciertos desencadenantes como haber sufrido un traumatismo, infección viral o bacteriana, estrés psicológico u otras enfermedades como artritis reumatoide o lupus. Sin embargo, actualmente no hay formas de prevenirla; no obstante para personas con antecedentes de la enfermedad, es aconsejable una vida poco estresante, no fumar y una nutrición adecuada.

¿Cómo detectar la fibromialgia?

Los primeros síntomas son la fatiga, la alteración del sueño, además del dolor generalizado, que dura más de tres meses. A raíz de estos síntomas, la persona puede tender a aislarse en casa y reducir su actividad física como estrategia para el manejo del dolor, lo que puede acabar generando una depresión por la falta de actividades placenteras. En este sentido, se trata de un trastorno asociado con depresiónansiedad, y problemas de memoria y concentración; que afecta a la calidad de vida de la persona.

Es importante para la detección acudir al médico, quien realiza una Resonancia Magnética y el test de los 18 puntos, realizando presión en varios puntos por el cuerpo, a fin de diagnosticarla. Una vez diagnosticada, el tratamiento de la fibromialgia combina tratamiento farmacológico (analgésicos, y en ocasiones antidepresivos), terapia física (ejercicio físico no fatigante) y terapia psicológica para el manejo del dolor y los síntomas de ansiedad y depresión relacionados con la enfermedad.

https://www.psicologiamadrid.es/blog/articulos/salud/que-es-la-fibromialgia-y-su-tratamiento