Publicado el

INFIDELIDAD DE PAREJA

infidelidad

Infidelidad: definición, causas y consecuencias

¿Qué es la infidelidad?

La infidelidad es la ruptura de una promesa de permanecer confiables el uno al otro, en relación de pareja, y esta promesa puede adquirir la forma de matrimonio, noviazgo o unión libre. La infidelidad es un abuso o mal uso de la confianza que se ha depositado el otro en el otro en una relación. Una infidelidad puede destruir una relación y a los individuos involucrados. Desolación, traición, confusión, tormento por celos, inseguridad y baja autoestima son los sentimientos que puede experimentar una pareja que ha sufrido de una deslealtad sexual o sentimental. En ocasiones, la infidelidad termina con la relación, y en otras las parejas son capaces de reparar la relación con sus propios medios o con la ayuda de un terapeuta de pareja, y muchas veces volviendo la relación más fuerte como resultado. En cualquiera de los dos casos, es importante que cada uno, por bienestar individual, trabaje para asimilar lo sucedido y reparar los daños ocasionados.

Causas: ¿qué provoca la infidelidad?

En ocasiones, podemos llegar a sentirnos defraudados, desilusionados, incluso engañados por nuestras parejas porque no cumplen o no satisfacen lo que entendemos como una vida plena y satisfactoria. De ese modo, podemos llegar a pensar que, si nuestra esposa no puede hacer eso, entonces tenemos el derecho de encontrar a alguien más que lo haga, y debemos aprovechar la oportunidad mientras exista: puede ser una única oportunidad en la vida. Esto puede suceder tanto en un matrimonio en el que el esposo o esposa se dediquen a la felicidad del otro, tanto como en casos en que uno ignora al otro, o incluso abusa del otro. La única diferencia tal vez sea que en un caso es más fácil justificar las acciones de infidelidad, y en el otro será difícil manejar la culpa. La realidad es que no es difícil encontrarnos con personas que cumplen satisfactoriamente nuestras necesidades, sin embargo, esto es peligroso cuando nuestras parejas no están haciendo bien ese trabajo. En el inicio, o cuando existe todavía el enamoramiento, podemos simplemente sacudirnos de esa sensación y seguir adelante. Pero cuando no amamos a nuestra pareja, podemos sentirnos confundidos respecto a por qué no tenemos ese sentimiento de satisfacción con nuestros esposos.

Ahora bien, es crucial entender este sentimiento que aparece en cierta etapa de la relación, de desencanto, de cansancio por constantes diferencias, pues de la forma en que lidiemos con esto van a depender muchas cosas para la relación. Es importante señalar que prácticamente todas las parejas se enfrentan en algún momento a este reto, a este sentimiento de sentir que la relación no les está dando el máximo que buscan o que merecen, por lo que pueden sentir cierto sentimiento de estar perdiendo algo, de estar incluso siendo engañados. «No es la persona con la que me casé», «Antes, de novios, él/ella no era así…» etc. Este sentimiento de abandono, de ser ignorados, o relegados a un segundo o tercer lugar de importancia en la vida de la pareja, es decir de la persona más importante, si no se maneja adecuadamente, puede ocasionar serios daños. Aquí tenemos que entender las razones por las que existe una tendencia en todas las relaciones a que aparezca, en mayor o menor grado, ese sentimiento. La razón se debe a que no todo en la relación es positivo, no todo tiene que ver con encanto, belleza, inteligencia, habilidades y otros factores que hacen que dos personas sientan atracción una de la otra y construyan una relación. También hay razones negativas y por decirlo así oscuras: también por razones negativas dos personas se atraen y se unen, y estos factores tienen que ver con heridas abiertas (de las que no estamos conscientes), con problemas no resueltos que viene cada uno arrastrando de su propio pasado y de su historia personal. La realidad es que muchas veces nuestra pareja, a través de la manera en que ambos han decidido llevar la relación, a pesar de ser la persona que más amamos y elegimos para vivir una vida juntos, hace que aparezca en nosotros un malestar muy intenso y que a simple vista no podemos explicarnos (por ejemplo, este sentirse abandonados, ignorados, etc.). Precisamente, lo que sucede es que, por la misma intimidad y vulnerabilidad que caracterizan una relación, nuestra pareja va a tender a tocarnos y hasta golpearnos en esas heridas abiertas que traemos… y que desconocemos que traemos. Esto necesariamente nos generará un malestar muy desagradable, que probablemente (en la medida en que no sospechamos de la herida abierta) responsabilicemos a nuestra pareja por ese dolor. En la medida en que no sepamos que tenemos una herida, en el momento en que un roce o el simple contacto nos ocasione dolor, vamos a tender a culpar a la persona que nos roza o nos toca; que si bien mi pareja está siendo un factor que genera este dolor, de ninguna manera es su causa (mi pareja golpeó mi piel ya herida, no tomó un cuchillo y abrió la herida). En otras palabras, tendemos a tomarnos personal muchas de las dificultades que surgen en una relación, y en la medida en que las tomamos personal nos vamos distanciando de nuestra pareja, pues la sentimos cada vez más como nuestro enemigo, como alguien que nos está haciendo perder algo, como alguien que nos hace trampa.

Es significativo mencionar aquí un ejemplo de la vida real. El famoso sitio de internet Ashley Madison que se dedica a darle la oportunidad a las personas que deseen tener una infidelidad, precisamente, describe sus servicios como ideales y como una solución a las personas que «se sienten que desean encontrar una persona que no sea su pareja para llenar sus necesidades no satisfechas»… Mediante este servicio, «usted puede comunicarse con otros adultos de ideas afines que pueden ser más comprensivos con su situación». El sitio sostiene que no fomenta la infidelidad, lo cual es bastante contradictorio. Lo que es claro es que es una empresa que tiene toda la intención de aprovecharse de estas dificultades a las que tiende a presentar toda relación.

https://www.ryapsicologos.net/salud-y-trastornos-mentales/infidelidad-definicion-causas/