Publicado el

Auto confinamiento o confinamiento obligado – 1a parte

Que nos pasa a nivel emocional, por lo tanto, mental y físico con lo que estamos viviendo a nivel mundial…

Primera parte….

AUTOR: LIC. AURORA SILVA. Queremos compartirles este artículo con el fin de encontrar si están padeciendo alguno de los siguientes síntomas y darles algunas cosas sencillas y útiles para hacer.

¿Dónde estoy, que siento?

  • Miedo
  • Confusión
  • Enojo
  • Temor a infección
  • Frustración
  • Aburrimiento
  • Estrés por falta de información
  • Estrés por exceso de información
  • Pérdidas de poder adquisitivo
  • Estigma ligado a infectar a terceros
  • Problemas de sueño, graves niveles de insomnio
  • Por el contrario, excesos niveles de sueño, hipersomnia
  • Exceso de cansancio o flojera
  • Pesadumbre
  • Abatimiento
  • Deterioro paulatino
  • Estado de alerta
  • Desgaste

Pensamientos catastróficos

  • ¿Me voy a quedar sin trabajo, cuando se va a terminar?
  • ¿Va a terminar esto algún día?
  • ¿No va a terminar nunca?
  • ¿Esto es provocado o porque existe?
  • No habituarnos, ni obtener nuevos patrones y hábitos
  • ¿Cuándo termine cómo será regresar nuevamente?
  • ¿Lo tendré en mi cuerpo y no lo sé?
  • ¿Me voy a contagiar?
  • ¿Me voy a morir?

Y muchos otros pensamientos más….

  • Conforme pasan las semanas pueden incrementarse los temores

Sugerencias

  • Aparte de las medidas, que sabemos debemos tener de cuidados, distancia, no salidas e higiene
  • Asegurar suficientes suministros (alimentos, productos de limpieza)
  • Si es posible participar en donaciones para hospitales o familias vulnerables
  • Habituarnos ni obtener nuevos patrones y hábitos
  • Buscar un nuevo patrón que nos funcione en nuestro nuevo momento.
  • Incluir en estos nuevos hábitos el despertarnos con la salida del sol y acostarnos con la salida del sol
  • Al despertamos más tarde, nos perdemos de la luz solar de la mañana, clave para que el cerebro sepa que en 14 horas debemos dormir
  • Si durante el día nuestro cuerpo no está activo y en la noche no pedirá descansar
  • Evitar nos consuman nuestros pensamientos
  • Buscar alternativas sanas de convivencia con la familia o en soledad
  • No se debe hacer por obligación, sino generar una actitud positiva frente a la adversidad, sólo no dejarse consumir por el miedo o estrés
  • No permitirnos caer en paranoia
  • Evitar darle poder al miedo, porque ni si quiera es real, checar si en verdad está sucediendo en ese momento en mi o mi entorno cercano, o si estoy imaginando cosas catastróficas

Quisiéramos ir un poco más profundo

  • Lo primero que vale la pena es; darnos cuenta que la cuarentena es un desafío
  • Que el reto maravilloso es la oportunidad de reinventarme, reinventarnos
  • Hay evidencia que esto es un movimiento como individuo, como sociedad y como especie
  • Que la cooperación es una de las cosas más importantes La cooperación con nuestra propia especie, nos estamos percatando que hay que cooperar con todos los engranajes, si no estamos parando nuestra vida y todas las demás vidas
  • Esto nos sirve para darnos cuenta que estábamos haciendo, detenernos y ver hacía nosotros mismos donde estoy y como me puedo y elijo construirme

Quisiera compartirles un maravilloso ejemplo de un compañero de filosofía, que la semana pasada nos daba su introspección, quisiera poner en contexto que él es una persona que 86 años y lo que nos compartió, nos puso a pensar y quisiera que a ustedes también les de algo maravilloso, como a mí y a mis compañeros de clase, resulta que se dio cuenta que como estaba llevando su vida hasta hace unos días, antes de la pandemia, hacía cosas, estaba en el automático del día a día, hasta que en algún momento partiera, y dijo “me di cuenta que sólo estaba haciendo cosas esperando que llegara él final, o sea morirme, después de ver mi final, realmente más cerca por la pandemia, ahora me siento desafiado, sacando de mi lo que hay o puede haber, no sé cómo, pero no es lo importante, estoy en un lugar diferente, haciendo cosas diferentes”. Y les comparto que está muy activo viendo como participar en ayudar e invitándonos a los demás a incluirnos, si así lo elegimos.

  • La edad no tiene que ver, la vida está hecha de momentos, no es cantidad, cada momento es importante, hasta el último respiro.
  • Tener la capacidad y saturar de plenitud desde el primero hasta el último momento.
  • La vida es flujo, cuando la interrumpimos, estamos renunciando a ella.
  • Aunque de repente parecería que todo lo que tenemos que hacer es lo que se supone hay que hacer.

En el siguiente capítulo veremos cómo damos poder a algo casi siempre que es inexistente…