Publicado el

Trastornos del sueño

trastorno del sueño

«Dormir bien no es fácil. Existen muchos trastornos del sueño, muchos de ellos poco conocidos. Por ello, el tratamiento de los trastornos del sueño debe ser supervisado por un especialista para obtener el máximo beneficio terapéutico y minimizar el riesgo de efectos adversos».

Los trastornos del sueño no son una patología grave en sí misma, pero tienen serias implicaciones en la vida diaria: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales…

Estos trastornos son: insomnio, hipersomnia, narcolepsia, ronquido y apneas del sueño, parasomnias y otros trastornos, síndrome de las piernas inquietas, terrores nocturnos, pesadillas y sonambulismo

Su origen es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades y otras, constituyen factores de riesgo que favorecen la aparición de otras patologías.

Por ello, el correcto diagnóstico y tratamiento de estos pacientes necesita un enfoque multidisciplinar, como el que ofrece la Unidad del Sueño de la Clínica Universidad de Navarra. Para su diagnóstico se realiza una polisomnografía o prueba del sueño, que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del sueño?

Algunos de los síntomas que producen los trastornos del sueño son: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales, etc.

Al haber diferentes trastornos, hay síntomas específicos de cada uno.

  • Piernas inquietas: incómodas y dolorosas parestesias (sensación de hormigueo) en el interior de las piernas, movimientos espontáneos e incontrolables.
  • Sonambulismo: caminar de modo semiinconsciente dormido.
  • Terrores nocturnos: episodios de terror con gritos y agitación, a veces acompañados de sonambulismo.
  • Insomnio: dificultad para conciliar el sueño, despertares nocturnos o fin prematuro del sueño.
  • Hipersomnia: aumenta un 25% el sueño habitual.
  • Narcolepsia: crisis reiterada de sueño durante la vigilia.
  • Ronquido y apneas del sueño: obstrucción de la faringe que no deja pasar el aire.

¿Cuáles son las causas?

Existen más de 100 tipos de trastornos del sueño, de origen muy variado.

En ocasiones, los trastornos del sueño aparecen como efecto de otras enfermedades y constituyen factores de riesgo para la aparición de otras patologías.

  • En el caso del insomnio, la ansiedad, el hipertiroidismo, las enfermedades psiquiátricas o las que producen dolor son sus causas más comunes.
  • En la hipersomnia, las causas pueden asociarse a ansiedad o depresión grave, abuso de hipnóticos o apnea del sueño.
  • Por su parte, el ronquido se produce por la obstrucción mecánica temporal de las vías respiratorias altas, más frecuente en varones a partir de los 40 años, especialmente si padecen obesidad. En muchos casos se acompaña de apneas obstructivas del sueño.
  • En el caso de la narcolepsia, la causa puede ser una hipersomnia crónica en edad temprana.
  • El bruxismo se debe al estrés emocional y las interferencias oclusales. Las
  • piernas inquietas pueden tener su causa en la anemia ferropénica, la insuficiencia renal crónica, la diabetes mellitus o la enfermedad de Parkinson.
  • También algunos fármacos como los sedantes, antihistamínicos, neurolépticos o antidepresivos pueden agravar los síntomas.

https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/trastornos-sueno