Publicado el

Síntomas, tipos y estrategias para superar el duelo

Duelo2

¿Qué es una pérdida?

Una pérdida no se refiere únicamente a la muerte, puede tratarse de un divorcio, un abandono, o incluso una enfermedad mental severa. La pérdida de la persona que una vez conociste, confiaste o entendiste puede ser tan traumático como un divorcio o una pérdida. La tristeza usualmente disminuye con el tiempo, pero la tristeza y el llanto son importantes en el proceso para superar adecuadamente estos sentimientos y ser capaz eventualmente de abrazar nuevamente los recuerdos que tuviste con el ser querido.

Las pérdidas son una parte natural de la vida, pero siempre son vividas como un golpe profundo y con confusión, que conduce a periodos largos de tristeza y depresión.

Todos reaccionamos de manera diferente frente a una pérdida y empleamos mecanismos personales para asimilar el duelo. Las investigaciones muestran que la la mayoría de las personas pueden recuperarse de una pérdida por su cuenta durante un cierto periodo de tiempo y si cuenta con apoyo de personas cercanas y hábitos saludables. Puede tomar meses o incluso un año poder ligar con una pérdida.

No existe un tiempo “normal” para superar un duelo por una pérdida emocional. Si bien se conocen etapas para superar el duelo, no necesariamente se tiene que pasar por todas ellas ni en un orden progresivo como si fueran pasos.

Los seres humanos somos resilientes por naturaleza, en tanto que podemos soportar una pérdida y ser capaces de continuar con nuestras vidas. Pero algunas personas batallan por periodos de tiempo más largos y pueden sentirse incapaces de sobrellevar incluso las actividades cotidianas. En estos casos la ayuda psicológica de un profesional puede ser de mucho beneficio y es recomendado.

Síntomas del duelo

Corporales:

  • Dolor de cuerpo y cabeza
  • Fatiga extrema
  • Pérdida de apetito (o apetito excesivo)
  • Insomnio
  • Hipersensibilidad al ruido
  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Problemas digestivos

Emocionales:

  • Culpa
  • Irritabildiad
  • Ansiedad
  • Pánico
  • Resentimiento
  • Desesperanza
  • Miedo
  • Insensibilidad o desapego
  • Preocupación
  • Incapacidad para sentir o expresar alegría

Conductuales

  • Llanto
  • Dificultad o incapacidad para hablar con otros
  • Evitación
  • Pánico
  • Retirarse de actividades habituales
  • Abuso de sustancias

Cognitivas

  • Incredulidad
  • Confusion
  • Desconexión de sí mismo
  • Sueños o pesadillas

Tipos de duelo

Duelo normal: No debe entenderse que se trata de un proceso sencillo. Se trata más bien de un proceso en que se va avanzando hacia la aceptación de la pérdida, en el que poco a poco se van disipando los síntomas, lo que permite por tanto que la persona, en el tiempo, retome sus actividades habituales gradualmente.

Duelo anticipatorio: Este duelo inicia de hecho antes de que ocurra efectivamente la pérdida. Ocurre usualmente cuando un ser querido es diagnosticado con una enfermedad crónica y terminal; el proceso de duelo inicia en el momento en que aparece la pérdida inminente. Este duelo suele estar acompañado de sentimientos de culpa por las fuertes emociones de pérdida antes de que el ser querido haya fallecido.

Duelo crónico: se refiere a un proceso de duelo cuyos síntomas no desaparecen ni disminuyen con el tiempo.

Duelo retardado: ocurre cuando la persona no experimenta los síntomas del duelo sino mucho tiempo después sufrir la pérdida. Se trata de una negación y una manera consciente o inconsciente de rechazar lo sucedido.

Duelo inhibido: ocurre cuando la persona guarda los síntomas del duelo para sí mismo. Reprime los sentimientos de tristeza hasta el punto en que se manifiesten en el cuerpo, es decir se somaticen.

Cómo resolver adecuadamente un duelo

  • No hay una manera única para superar un duelo. Todos experimentamos el dolor y el sufrimiento de manera única. El sufrimiento, aunque sea algo que todos experimentamos, siempre es algo individual. No hay pautas generales de cómo recuperarse de forma completa y rápida.
  • Recuerda que no no importa cuánto dolor sientas, vas a ser capaz de sobrevivir tu pérdida. Las subidas y bajadas emocionales son una parte normal en el proceso del duelo. De alguna forma, para poder dejar atrás estos sentimientos, es necesario experimentarlos. No se trata de intentar acelerar el proceso, sino de esforzarse en no perder la confianza de que vas a poder lograr la aceptación y el apaciguamiento y dejar atrás efectivamente lo sucedido.
  • Cuida de ti como si estuvieras cuidado a un amigo querido. Descansa, come bien aunque no tengas hambre, haz ejercicio, haz caminatas largas, aunque te acompañe el dolor, camina a su lado. Evita grandes cambios si es posible, y no tomes decisiones importantes a menos que sea necesario.
  • Acércate a los que confías y amas y pídeles apoyo. No es necesario vivir esto solo. Escribe acerca de tu pérdida. Escribir te ayuda a recorrer tus sentimientos, de la mano con dolor, y te permite explorar posibles nuevas salidas a la situación. Recuerda que la meta tiene que ver con llegar poco a poco a nuevas conclusiones que sean favorables y permitan nuevamente abrazar la vida.

https://www.ryapsicologos.net/autoayuda/duelo/