Publicado el

Síndrome de la Cenicienta: ¿Esperas a que tu príncipe o princesa te rescate?

¿Sientes que dependes de los demás? ¿Tienes la sensación de que estás esperando a alguien que te rescate de tu situación actual? Quizá estés sufriendo el síndrome de la cenicienta.

Cuando un hombre o mujer es independiente tiene las riendas de todos los aspectos de su vida. El síndrome de cenicienta es precisamente lo contrario. Sucede cuando las mujeres o los hombres se sienten incapaces de tomar el control de cada uno de los ámbitos de su vida.

¿Qué es el síndrome de la cenicienta?

El complejo de la cenicienta se usa principalmente como una manera de describir el miedo que tienen algunas mujeres y hombres a la independencia. En estos casos, se usa el cuento de la cenicienta como una manera de explicar la necesidad de una figura masculina o femenina que cuide de ellos/as de la misma forma que sucede (de manera muy superficial) en esta historia.

Las mujeres u hombres que se sienten identificados/as con la cenicienta y el príncipe o princesa que los salva, suelen padecer este complejo dónde se espera que alguien las rescate de su situación actual como en el cuento de la cenicienta. Tanto es así que este complejo y su significado van de la mano de algunas mujeres y hombres que padecen el miedo a estar solos/as debido a su baja seguridad en sí mismos y su poca autoestima.

¿Cuál es el origen del síndrome de cenicienta?

La primera persona que usó el término de ‘complejo de Cenicienta’ fue la psicóloga Collete Dowling en un libro que llevaba ese mismo nombre. En su obra, la autora explica cada uno de los síntomas del denominado síndrome de cenicienta y el por qué aparece. Tanto es así que en la mayoría de casos dónde las mujeres o hombres se ponen en la piel de cenicienta suelen ir relacionados con otras patologías psicológicas que indican una mala percepción de sí mismas.

A esta afectación se le dio el nombre de la cenicienta o de la princesa cenicienta debido a que la protagonista de esta historia esperó hasta que la salvara alguien de su situación en vez de intentar salir con sus propios medios.

Características del complejo de cenicienta

Cuando una mujer o hombre presenta el síndrome de la cenicienta en muchas ocasiones tiene una actitud que determina su falta de amor propio. Tanto es así que podemos visualizar las siguientes características en las personas afectadas por ello.

1. Problemas de dependencia

Como ya hemos mencionado el síntoma más evidente del síndrome de cenicienta o complejo de cenicienta es principalmente la dependencia. A diferencia de un hombre o mujer independiente, las que están dentro del cuento de la cenicienta acostumbran a depender demasiado de los demás. Tanto es así que hasta suelen basar sus decisiones más importantes en la opinión de su círculo más cercano.

2. Idolatra a su pareja

Las personas que establecen una relación como la de la cenicienta y su príncipe acostumbran a tener una idealización sobre su pareja. Tanto es así que incluso son capaces de no visualizar la mayoría de los defectos del otro a pesar de que estos pueden causarle un daño psicológico.

3. Expectativas poco realistas

La idealización no sólo es hacia su pareja sino que llevan la magia del cuento de la cenicienta hasta el extremo. Su percepción del mundo es completamente poco realista e incluso en algunos casos esperan algún tipo de milagro (o la hada de la cenicienta) para poder salir de una situación en vez de hacerlo con sus propias herramientas.

4. Soledad

Las personas que tienen mucha inseguridad interior suelen acabar padeciendo de soledad a causa de su propio aislamiento social. Esto es debido a que en muchos casos el síndrome de la cenicienta va acompañado de una actitud negativa hacia sí mismas y hacia los demás.

5. Baja autoestima

La falta de autoestima es otra de las características del síndrome de la cenicienta. Las personas que tienen el complejo de cenicienta suelen tener una mala visión de sí mismas.

6. Falta de confianza

La inseguridad es otro de los síntomas del complejo de cenicienta. Es por esta misma razón que las mujeres u hombres que padecen de ello acaban recurriendo a su pareja o a sus seres queridos para tomar decisiones importantes en su vida. Por ello establecen una relación como la de la cenicienta y su príncipe dónde se busca siempre la aceptación y la confirmación de su pareja.

7. Controlador

Cuando están dentro de una relación, las mujeres u hombres que sufren del síndrome de la cenicienta suelen acabar teniendo celos de su pareja. De esta forma, acaban controlando al otro de una forma casi enfermiza.

Cuando una mujer u hombre sufre de este síndrome acostumbran a tener graves problemas psicológicos. Por este motivo es esencial intentar mejorar estos aspectos de nuestra actitud a través del trabajo personal o acudiendo a un psicólogo profesional.

Causas del síndrome de la cenicienta

Causas del complejo de cenicienta

Las personas que sufren de todas estas características propias del cuento de la cenicienta suelen tener unas causas en común por las que tienen este complejo. Principalmente, solemos presenciar las siguientes causas.

  • Sobreprotección de los padres

Cuando los padres sobreprotegen a sus hijos pueden causarles que no se sientan capaces de resolver sus propios problemas. Al ser adultos esto se traduce en problemas de autoestima y de confianza.

  • Bullying

Una persona que haya sufrido de bullying puede llegar a tener una baja autoestima que hace que cree dependencia hacia sus parejas o sus seres queridos de la misma forma en la que lo hacia la cenicienta y su príncipe.

  • Trauma

Al haber sufrido una mala experiencia en el pasado también puede conllevar a tener el síndrome de la cenicienta debido a la incapacidad que tiene la persona para poder afrontar ese problema.

¿Cuáles son los efectos del síndrome de la cenicienta?

El complejo de la cenicienta puede llegar a afectar a una mujer o  a un hombre en los siguientes aspectos.

  • Obstaculizar el crecimiento personal

Cuando una persona busca la aceptación de los demás antes que la propia, esto puede llegar a causarle que se sienta vacía y que no puede trabajar en lo que realmente quiere para su vida.

  • Limita las habilidades

La persona que espera a la magia de la hada de la cenicienta para poder cumplir con sus objetivos, es un individuo que nunca será capaz de evolucionar en cada uno de los aspectos de su personalidad y su vida.

  • Buscan a un padre o madre, no a una pareja

En muchos casos las personas que tienen el síndrome de la cenicienta buscan a una pareja que los cuide como si fueran niños o niñas. Es por ello que desarrollan una dependencia emocional muy fuerte hacia sus parejas.

¿Cómo superar el síndrome de la cenicienta?

¿Cómo superar el complejo de la cenicienta?

Para poder superar el síndrome de la cenicienta es necesario intentar trabajar en nuestro interior. En muchos casos la inseguridad y la baja autoestima deberán ser tratados con un psicólogo profesional para ver los resultados. A pesar de ello podemos seguir los siguientes consejos para salir del cuento de la cenicienta.

1. Salir de la zona de confort

Para dejar de ser dependientes de los demás es esencial intentar trabajar para ser un hombre o mujer independiente. Tanto es así que salir de la zona de confort será sin duda uno de los mejores ejercicios que podrás hacer para combatir el complejo de la cenicienta. Intenta probar nuevos hobbies y aprende a abrir tu círculo de amigos.

2. Trabaja tu interior

Para dejar atrás todo lo que se relaciona con el complejo de la cenicienta y su significado deberás intentar trabajar en la relación que tienes hacia ti mismo/a. Para mejorar tu autoestima y seguridad es vital intentar cuidarte por dentro y por fuera.

3. Asume responsabilidades

Es muy probable que si pareces del complejo de la cenicienta no tengas la capacidad o no te veas capaz de tomar las riendas en algunas situaciones. Para poder salir de este bucle es necesario que des pequeños pasitos y asumas alguna responsabilidad. Con el tiempo irás asumiendo más el control sobre tu propia vida.

4. Toma la iniciativa

Trabajar en tu actitud es otra de las maneras más efectivas de dejar atrás todos los efectos del cuento de la cenicienta. Por ello, será esencial intentar cambiar tu actitud y dejar de lado la pasividad. Recuerda que la clave para lograr lo que quieres en tu vida está en tus manos.

5. Cambia tu forma de pensar

En muchos casos las personas que sufren del complejo o síndrome de la cenicienta suelen tener una visión negativa de sí mismas y de la realidad que les rodea. De esta forma, para cambiar tu vida lo que deberás hacer es cambiar los pensamientos que invaden tu mente. Deja de pensar en negativo y sustituye ese flujo de tu cerebro por palabras de ánimo que te inciten a tomar el camino correcto.

Superar las fantasías que van sujetas al complejo de la cenicienta es un trabajo muy duro que requiere de mucho esfuerzo mental y físico. Pero sólo a través de un cambio interior podremos lograr un final feliz para nuestra vida sin la necesidad de un príncipe o princesa que nos rescate de ella.

https://www.mundopsicologos.com/articulos/sindrome-de-la-cenicienta-esperas-a-que-tu-principe-o-princesa-te-rescate