Publicado el

Beneficios de dormir con mantas pesadas para evitar el insomnio

Dormir con mantas pesadas puede ser beneficioso para evitar el insomnio, de acuerdo a lo señalado por algunos estudios.

El insomnio se puede catalogar como un trastorno del sueño que se manifiesta con la dificultad para dormir. En este caso se alude al insomnio inicial. En otras situaciones, las personas suelen despertar con frecuencia durante la noche, o muy temprano, a lo que se le conoce como insomnio terminal.

También se sabe que hay personas que no pueden dormir a menos que tengan una manta encima, es decir, necesitan estar acurrucados para poder dormir y descansar, por lo que dormir con mantas pesadas sí puede ser positivo.

Dormir con mantas pesadas nos ayuda a dormir

Aunque no parezca relevante, la verdad es que dormir con mantas pesadas puede ayudar a disminuir el estrés y reducir los episodios de insomnio, sobre todo cuando acecha la temporada de invierno. En concreto, se ha comprobado que el uso de mantas pesadas puede ser uno de los métodos naturales más eficaces para mejorar el patrón del sueño, independientemente de la edad de la persona.

Esto se explica debido a la relación que existe entre los comportamientos calmantes y la liberación de oxitocina en el cerebro, a través de la presión y el sentido del tacto.

Cuando se ejerce presión en algunas partes del cuerpo, el estrés disminuye gracias a que dicha acción incrementa los niveles de serotonina y dopamina, las cuales son sustancias encargadas de mejorar el estado de ánimo.

Pero, además, dormir con mantas pesadas puede contribuir a reducir la hormona del estrés, es decir, el cortisol.

Por lo general, las mantas pesadas suelen tener un relleno muy acogedor, y esto es lo que las hace pesar entre cuatro y doce kilos, aunque lo más recomendado es que la manta a usar pese entre 7 kilos para que no sea incómodo.

Hasta el momento han surgido varios estudios para dar fuerza a estas teorías, y de acuerdo a los mismos, quienes usan mantas pesadas para dormir se movían menos durante la noche y la duración de cada fase en el sueño era mayor.

Por otro lado, las mantas lastradas también pueden ser de gran ayuda para los niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad, ya que les ayuda a disminuir el insomnio, el cual forma parte de los síntomas en estos casos.

El hecho de dormir de forma cómoda e ininterrumpida, con ayuda de las mantas pesadas, facilita que la capacidad de atención y concentración sea mucho mejor durante el día.

Esto también explica por qué muchas personas que sufren de ansiedad logran reducir los episodios, o llegan a calmarse, cuando duermen con mantas lastradas.

Anteriormente, también se les usaba en niños con autismo, aunque si bien no aumentaba la duración del sueño, sí les ayuda a tranquilizarse.

En resumen, aunque las mantas pesadas no hagan milagros, sí pueden ayudar a mejorar el descanso y levantarse con más energía.

Si bien antes las mantas pesadas eran usadas como algo normal, ahora se han convertido en una tendencia, gracias a que funciona como una herramienta terapéutica para aminorar el insomnio.

Actualmente, son diversos los estudios que avalan los tratamientos con mantas pesadas para tratar patologías como la depresión, la ansiedad o el trastorno bipolar. Por consiguiente, dormir con mantas pesadas puede ayudar a recudir el estrés y la tensión; producir un efecto relajante; conciliar el sueño y regular el patrón del mismo; contribuir a mantener el sueño y reducir la ansiedad.

Un efecto placebo

Pese a que hay estudios que parecen dejar en evidencia que sí existen pruebas científicas que avalen el uso de las mantas pesadas para reducir el insomnio, hay otros que prefieren decantarse por la idea de que se trata de un efecto placebo.

Sin embargo, sí han sido muchos los pacientes quienes han manifestado que el uso de las mantas pesadas para dormir les ha mejorado la calidad del sueño.

En todo caso, cabe afirmar que existe una gran cantidad de mantas pesadas en el mercado y que los fabricantes recomiendan aquellas que representen el 10 % del peso de la persona.

Finalmente, es necesario acotar lo importante que es atender la higiene del sueño y, para ello, también se requieren de otros factores que contribuyan, tales como reducir la ingesta de cafeína, sobre todo antes de ir a la cama, apagar los dispositivos electrónicos, el televisor o cualquier pantalla.

También se recomienda dormir en una habitación oscura con una temperatura que sea agradable, ya que todo ello forma parte de las medidas complementarias para tratar el insomnio y, por supuesto, en aquellos casos más graves, lo más indicado es acudir con un especialista para que le brinde más ayuda.

https://www.psicoactiva.com/blog/dormir-con-mantas-pesadas/