Publicado el

Escuchamos lo que queremos escuchar

Escuchamos lo que queremos escuchar y no lo contrario a ello, tal como lo han demostrado algunos estudios en esta área.

Generalmente, las personas prefieren escuchar lo que quieren porque desean que sus opiniones sean validadas, en lugar de escuchar una verdad distinta a la que poseen.

Pero, esto pudiese tener una explicación científica, pues, las investigaciones en el campo de la neurociencia han dejado al descubierto que la corteza cerebral suele realizar predicciones sobre lo que va a ocurrir.

Cuando esto sucede, las neuronas encargadas del procesamiento sensorial codifican únicamente la diferencia entre la realidad verdadera y las predicciones que hacemos.

¿Por qué escuchamos lo que queremos escuchar?

¿Por qué escuchamos lo que queremos escuchar y no nos abrimos tan fácilmente a otras verdades?

De acuerdo a un estudio en el campo de las neurociencias, realizado en Dresden, por la profesora Katharina von Kriegstein, aparentemente, no solo se trata de algo que ocurre en la corteza cerebral, sino que también interviene la vía auditiva, la cual hace una representación de los sonidos tomando como base las expectativas que se tienen.

Para realizar el estudio, el equipo investigativo recurrió al uso de imágenes de resonancia magnética funcional (Fmri), con el fin de medir las respuestas cerebrales en diecinueve participantes, mientras estos escuchaban varias secuencias de sonidos.

A los participantes, se les pidió que identificasen cuál de los sonidos de la secuencia se salía de la regla de los demás, o se desviaba.

Sin embargo, las expectativas de los participantes fueron manipuladas para que esperasen el sonido que se desviaba en algunas posiciones de las secuencias.

Fue así como los científicos pudieron examinar las respuestas que provocaban los sonidos desviados en los dos núcleos principales de la vía subcortical responsables del procesamiento auditivo, a saber, el colículo inferior y el cuerpo geniculado medial.

A pesar de que los participantes pudieron reconocer el sonido desviado con más rapidez cuando se colocó en posiciones donde no lo esperaban, los núcleos subcorticales codificaron los sonidos solo cuando se colocaron en posiciones no esperadas.

La teoría de la codificación predictiva

A lo anterior se lo conoce como codificación predictiva, una teoría sobre el procesamiento sensorial que permite describir la percepción como un proceso de prueba de hipótesis.

Según la codificación predictiva, se asume que el cerebro genera de forma constante predicciones sobre cómo sonará algo, cómo se verá, cómo se sentirá o cómo funcionará el mundo en el próximo instante.

En este proceso, son las neuronas las que se encargan de procesar los sentidos y hacer un ahorro de recursos al representar solamente las diferencias entre las predicciones y el mundo real tal como es.

De acuerdo con otro de los participantes en la investigación mencionada, el Dr. Alejandro Tabas, las creencias subjetivas sobre el mundo físico juegan un papel decisivo en la forma en la que percibimos la realidad.

El Dr. Tabas sostiene que: “décadas de investigación en neurociencia ya habían demostrado que la corteza cerebral, la parte del cerebro que está más desarrollada en humanos y simios, escanea el mundo sensorial probando estas creencias contra la información sensorial real”.

De modo que, dicho proceso también involucra a las partes más conservadas y primitivas del cerebro, con lo cual queda demostrado que todo cuanto percibimos podría estar “contaminado” por las creencias subjetivas sobre el mundo.

Con estos estudios se abren nuevos caminos para que los neurocientíficos continúen investigando sobre el procesamiento sensorial hacia las vías subcorticales.

Es probable que, la creencia de que la subjetividad es propiamente humana, y el que la corteza cerebral sea el principal punto de divergencia entre los cerebros de humanos y de otros mamíferos, es lo que haya llevado a que no se le diese suficiente atención al rol que juegan las creencias subjetivas a las representaciones sensoriales subcorticales y al por qué escuchamos lo que queremos escuchar.

Importancia para la vida diaria

Tener conocimiento de que escuchamos lo que queremos escuchar no es solamente relevante para la población en general, sino también para la ciencia.

Pues, vivimos en una cotidianidad en la que sobran las predicciones, por lo que el estudio sobre las deficiencias respecto a cómo se transmiten las expectativas a la vía subcortical podrían arrojar luces en el área de la cognición.

Por ejemplo, el trastorno del aprendizaje o la dislexia, son condiciones que ya se han relacionado con una alteración en las respuestas de la vía auditiva subcortical, debido a la dificultad que se presenta para aprovechar los estímulos en la percepción auditiva.

De continuar con este tipo de investigaciones, se podrían abrir nuevos caminos para explicar el porqué quienes padecen de dislexia tienen dificultades en la percepción del habla. Además, estas investigaciones, sobre por qué escuchamos solo lo que queremos escuchar, abren caminos para conocer el origen de otros trastornos neuronales asociados al procesamiento sensorial.

https://www.psicoactiva.com/blog/escuchamos-lo-que-queremos-escuchar/