Publicado el

¿CÓMO ENTENDER Y HACER FRENTE A LO QUE NOS AVERGÜENZA?

Partimos de que la vergüenza siempre va a estar ahí, no es ni buena ni mala, lo importante es lo que hacemos con ella. Aceptarla y entenderla es fundamental para superarla. 

El camino para superarla sería pasar de ocultar nuestras características a cambiar la creencia, los pensamientos negativos que tenemos sobre ellas, sobre lo que somos. Ésto es un largo camino que recorrer, se tarda en realizarlo, pero no es imposible, lo que sí complejo y para poder recorrerlo necesitamos contar con personas cerca que tengan unas buenas características (comprensivas, cariñosas, honestas, que nos aporte seguridad, confianza, sostén, calma, escucha, alivio, que sea paciente, que no nos critique ni avergüence más, empáticas, respetuosas, que sepan recogernos con nuestra vulnerabilidad… en definitiva poder contar con APOYOS SEGUROS que nos permitan expresarla, mostrarla y desde ahí poder tomar conciencia, hacer nuevas configuraciones e ir haciendo y creciendo en el cambio.

La ayuda psicológica, un vínculo terapéutico seguro puede ser un buen recurso y espacio donde poder expresarnos sin juicio y sin miedo, donde sentirnos comprendidos y desarrollar nuestro proceso de cambio. 

En definitiva, lo que repara la vergüenza es el perdón a aquellos que nos avergonzaron e hicieron este daño y sobre todo el perdón a nosotros mismos, a nuestro juez interno. Deshacernos de este juez que tanto nos pide que nos escondamos.
 

Sería como reescribir lo que nos hemos estado contando durante tanto tiempo, convertirnos en narradores dinámicos y activos de nuestra propia historia. 

“Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores”. E. Galeano.

https://www.psicologiamadrid.es/blog/articulos/salud/que-es-la-verguenza-y-como-podemos-afrontarla