Publicado el

Adopción: Tomar consciencia del trauma

La adopción desde la mente del niño

Cuando hablamos de adopción, desde el mundo adulto, no somos conscientes del daño que los niños que acogemos han sufrido. La cosa es difícil en adopciones nacionales y cuando hablamos de la adopción internacional todo se complica aún más. La mayor parte de las veces no sabemos la historia real del niño, ni lo que ha vivido antes de acabar en el orfanato, ni los sucesos ocurridos durante el período que ha estado en él.

Puede que muchas veces, en el proceso de adopción, nos cuenten una historia sobre su vida, pero en muchos casos en los que parece que a los padres se les “endulza” lo ocurrido, quizás para no hacerles tomar consciencia del daño que lleva dentro de sí el pequeño, o quizás porque los padres, después del duro proceso de adopción y el sufrimiento que tienen que vivir hasta que son elegidos como “aptos”, prefieren no escucharlo demasiado (cosa entendible, si nos ponemos en su piel y en su deseo de tener un hijo).

Pero la realidad es que tenemos que ser conscientes (aunque duela), y saber que muchos de los lugares donde los niños viven antes de la adopción, o muchas de las familias que no pudieron hacerse cargo de ellos, no son ambientes adecuados para el niño y poco desarrollado (y muy maleable) cerebro infantil. Todos los niños, a parte de alimentación, limpieza y abrigo, necesitan cuidados “amorosos”.

En el tema de la adopción existen mitos que son importante poner a la luz para superar los inconvenientes que puede haber en este proceso

 Para un menor el amor es un cuidado tan básico como el comer. Y de estos primeros años y cuidados dependerá el desarrollo de su cerebro y de su mente, su capacidad de vincular con los otros, su forma de verse a sí mismo y al mundo, su confianza y en gran medida, su personalidad. Aún así, aunque en la situación más idílica el niño pudiera haber recibido un apego seguro, tenemos que ser conscientes que el simple hecho de vivir muertes, abandonos o en centros de adopción ya puede ser traumatizante, si bien es cierto que no todos tienen por qué desarrollar un Trastorno del Apego o un Trastorno por Trauma Complejo.

https://www.psicologiamadrid.es/blog/articulos/psicologia-infantil-y-adolescentes/adopcion-tomar-consciencia-del-trauma